Punto de Yoga » Blog Archives

Author Archives: Bonnie Lieby

¿Sos sensible a las energías? 5 señales para saber si lo eres

Las personas sensibles poseen algo que algunos denominan “sexto sentido”, son muy conscientes de la energía que los rodea, y pueden decir cuándo la energía es alta y cuando es baja. Ellos fácilmente perciben las vibraciones “buenas” y “malas”. Otras personas, no tanto.

Cuando se traspasa el velo de la realidad más burda, nos encontramos con un universo y una realidad muy distinta… todo lo que nos rodea, incluido nosotros mismos, estamos compuestos de “energía vibracional”.

Como soy sensible a la energía y trabajo con otras personas sensibles a la energía, puedo explicar algunas señales que se repiten en este tipo de personas. No todas las personas sensibles a la energía llevarán cada uno de estos rasgos, pero si posees más de uno de estos rasgos, es probable que pertenezcas a este grupo de personas.

5 rasgos característicos de las personas sensibles

1. Profunda empatía por los demás

A menudo pueden detectar en un grupo de personas si alguien esta triste o molesto.

Las personas sensibles a la energía son a menudo los “primeros en responder”, para sostener una mano, dar un abrazo o escuchar al otro. Suelen sentir las emociones de las otras personas (y algunas veces hasta su dolor físico), y por lo tanto entienden fácilmente a los demás y prestan su ayuda a las personas que están sufriendo.

2. Emociones fluctuantes

Tener un agudo sentido de la energía vibracional, a menudo significa que en los tiempos de vibraciones altas de energía se sienten grandiosos, pero con los tiempos de bajas energías se sienten muy deprimidos. Aprender a controlar las emociones cuando la energía fluctúa, es un gran desafío que las personas sensibles deben aprender a realizar.

3. Excelente juez de carácter

Las personas sensibles a la energía son a menudo muy conscientes de las motivaciones de otras personas, y muchas veces pueden “decir cuándo” alguien es de mala entraña.

Esto puede ser un rasgo muy beneficioso, ya que hace menos probable ser engañado o aprovechado.

4. Posible introversión

No todas las personas sensibles son introvertidos, pero muchas veces lo son.

Puede ser abrumador percibir las emociones y sentimientos de otras personas en forma constante. Así que con frecuencia estos seres se retiran y buscan un tiempo a solas para estabilizarse energética y emocionalmente.

5. Canal de recepción espiritual

Las personas que son sensibles a la energía son mucho más propensas a ser conscientes de los signos que el universo les está enviando. Es más probable que encuentren significado en eventos y circunstancias que la mayoría de la gente ve como simplemente “coincidencia”.

Algunos inclusive pueden percibir a seres de otros planos espirituales, algunos pueden verlos, otros escucharlos y otros simplemente percibirlos.

Personas sensibles…

Como podrás apreciar en este artículo, ser sensible a la energía es un arma de doble filo. Estar en sintonía con la energía vibracional permite que uno tenga una comprensión más profunda del universo, pero también puede conducir a un grado de sobreestimulación, y esto puede causar una variedad de problemas si no se aborda.

Si crees que podrías llegar a ser sensible a la energía, hay una serie de cosas que puedes hacer para aprovechar el poder de tus dones y hacer frente a las luchas diarias en sus aspectos negativos.

En primer lugar, todo lo que pueda ayudar a elevar intencionalmente tu vibración o la vibración de tu entorno puede ser altamente beneficioso. Yo personalmente recomiendo la meditación diaria o el yoga para el entrenamiento mental (y físico).

En segundo lugar, hay que tener en cuenta las personas con las que eliges rodearte. Es mejor alejarse de las las personas tóxicas y de circunstancias desagradables cuando te sientes sobrepasado. También es muy importante trabajar el autoestima y la aceptación de este sexto sentido que nos ha sido otorgado.

Nacer en este mundo como un ser sensible a la energía viene con un conjunto único de responsabilidades. Las influencias constantes de energías externas pueden ser abrumadoras muchas veces. Sin embargo, cuando aprendes a manejar este don, grandes cosas pueden suceder.

Los seres sensibles están bien equipados para evocar un cambio positivo en el mundo y tienen la capacidad de ser algunos de los líderes, curanderos y maestros más grandes del mundo.

Entonces, ¿crees que eres sensible a la energía?

 

Basado en un artículo de Andrea Schulman

Published by:

Ejercicio regulador de energía, Prana y Apana

Prana es la fuerza vital básica presente en el aire que respiramos y la comida que comemos, asimilada sin esfuerzo;  Apana es la energía eliminatoria almacenada en los chakras inferiores (energía excretora).

La práctica de los siguientes movimientos acompañados con igual tiempo y volumen de aire, regulan y equilibran la energía del cuerpo.

Primer paso:

1

Acostado sobre la espalda. Afirmar toda la columna.

Flexionar las rodillas y apoyar planta de los pies en el piso, los talones cerca de los glúteos.

Zona lumbar y nuca estirada y alargada.

Brazos a los costados del cuerpo con palmas de las manos apoyadas en el piso.

Segundo paso:

2

Sujetar la faja abdominal para que la cintura permanezca en contacto con la colchoneta.

Luego deslizar y estirar bien la pierna derecha por la colchoneta, una vez estirada flexionar el tobillo hasta formar un ángulo de 90 grados con el pie (o sea, con los dedos del pie apuntando hacia arriba).

Tercer paso:

3

Exhalar en forma lenta y continua, mientras se eleva la pierna derecha hasta la vertical (el abdomen contraído), retener el aire al estirar el empeine.

Cuarto paso:

4

Inhalar mientras esa pierna baja hasta el piso y retener al volver a flexionar el talón (dedos de los pies que apuntan hacia el techo).

Realizar cinco veces de un lado y cinco veces del otro.

Observaciones: *Al elevar la pierna se exhala y al descender se inhala. La respiración se efectua de esa manera porque al elevar la pierna y acercarla al tronco, el diafragma se relaja y ayudamos a la exhalación, en cambio, al descender la pierna el diafragma también desciende y eso favorece la inhalación.

*observar que la inhalación y exhalación duren el mismo tiempo y que sean lo más lentas posibles. La respiración guía el movimiento. Que haya sincronización entre la respiración y el movimiento.

Beneficios:

  • Fortalece la musculatura abdominal.
  • Conserva la movilidad de la articulación coxo-femoral
  • Reubica la pelvis en el ángulo correcto
  • Estimula el sistema cardiovascular, impidiendo la formación de varices.
  • Equilibra la energía en el cuerpo.

Guardar

Guardar

Published by:

Shank Prakshalana, Limpieza intestinal yoguica

Shank Prakshalana una técnica ancestral…

Una de las llaves de la salud se encuentra en el intestino grueso. El organismo se intoxica constantemente, sin interrupción, durante toda la vida. Son múltiples las causas (alimentos de baja calidad, aire insuficientemente puro etc.)

La evacuación diaria del intestino no excluye todo! las paredes del intestino, pueden tener una costra de sedimentos aun: que poco a poco se incrustan en ella y nunca se eliminan.

Un método estupendo para limpiar todos estos restos de alimentos en nuestro intestino es sin duda Shank Prakshalana. Es sencillo, al alcance de casi todos, además de limpiar a fondo el colon, elimina también integralmente los sedimentos del tubo digestivo entero, desde el estómago hasta el ano.

En esta técnica, el agua que ingerimos por la boca va al estómago; después, guiada por unos movimientos muy simples que explicaremos más adelante, recorre todo el intestino hasta la salida. Se repite la técnica hasta que el agua sale tan limpia como entró. No presenta ninguna dificultad mayor, ningún peligro, y está recomendada a casi todos (hay pocas contraindicaciones que explicaremos más adelante), siempre y cuando se realice escrupulosamente.

Esta técnica es mas simple para LOS PRACTICANTES DE YOGA.

Puedes ver también nuestro video con los ejercicios AQUÍ.

Algunos Beneficios de Shank Prakshalana

  • Aumenta la concentración.
  • Disminuye el apetito.
  • Combate las impurezas de la piel.
  • Limpia la sangre y desintoxica todo el organismo.
  • Elimina las enfermedades biliosas.
  • Depura el intestino.
  • Regenera la flora intestinal.
  • Previene las tumoraciones en el intestino.
  • Elimina el estreñimiento.
  • Da fuerza y vigor al organismo.

Cuando realizarla

Elige un día tranquilo para hacer la limpieza, ya que debes hacerla en ayunas, el momento idóneo es por la mañana temprano, con el estomago vacío.  Los ejercicios duran alrededor de media hora, luego es muy recomendable tener tiempo para descansar un rato. Además puede que se necesite hacer más evacuaciones durante 1 ó 2 horas después de haber terminado, por eso es mejor estar en casa, o bien cerca de un baño.

El día que la realicemos, no podemos practicar otros ejercicios de yoga, gimnasia, o artes marciales y tampoco en el día siguiente.

La preparación

Prepara unos 2 ó 3 litros de agua tibia con sal (1 cucharada sopera de sal por litro).

Es obligatorio que el agua este salada porque en caso contrario será absorbida a través de la osmosis por la mucosa, siendo evacuada por vía urinaria y no por el ano. Si el agua nos parece demasiado salada podemos ligeramente bajar la concentración de la sal hasta que nos parezca aceptable.

Hierve agua, déjala enfriar un poco y luego disuelve en el agua sal. Lo importante es ingerir el agua caliente (o ligeramente caliente), así aumentamos su poder desincrustante.

En los casos de intolerancia a la sal, se puede tomar en su lugar un caldo hecho en casa, de verduras como zanahoria, puerros u otros vegetales.

Como realizarla

La técnica es la siguiente:

  • Toma el primer vaso de agua caliente (la temperatura debe ser tibia), inmediatamente después realiza la primera serie de movimientos que indicamos más adelante.
  • Toma otro vaso de agua y haz otra serie de movimientos.
  • Continuar así, ingiriendo el vaso de agua salada y haciendo los ejercicios, hasta que hayas bebido 6 vasos en total. En este momento hay que ir al baño.

Normalmente, la primera evacuación se produce casi inmediatamente, las materias fecales reblandecidas por el agua salen cada vez más fluidas, hasta que se convierten en líquidos (de color amarillento).  Si no vas al baño inmediatamente, o a más tardar en un plazo de 5 minutos, vuelve a hacer los movimientos sin beber agua y vuelve al baño.

Después de esta primera evacuación, continua alternando beber/ejercicios/baño hasta que el agua salga tan limpia como entró,  lo que, según el grado de adherencia de los sedimentos, corresponde a la ingestión de 10 a 14 vasos de agua aproximadamente, raramente más.

Terminarás cuando estés satisfecho con el resultado, aunque es importante saber que irás aún muchas veces al baño durante la hora siguiente.

SERIE DE MOVIMIENTOS, SHANK PRAKSHALANA

Como comentamos al inicio para que el agua avance en el tubo digestivo, es necesario hacer la siguiente serie de movimientos. Cada movimiento se debe hacer 8 veces alternando 4 veces por cada lado, izquierdo y derecho. El ritmo tiene que ser dinámico, pero no muy rápido. La serie completa no debería tardar más de 2-3 minutos en hacerse.

Primer movimiento

1imagen

De pie con los talones separados unos 30 cm, los brazos estirados hacia el cielo con los dedos entrelazados y con las palmas hacia arriba. Estira el cuerpo lo máximo hacia arriba e inclínate hacia la izquierda desde la cintura sin girar el cuerpo. Sin mantenernos en esta posición, regresamos a la posición inicial y lateralizamos hacia la derecha. Repetimos este movimiento cuatro veces hacia cada lado, un total de 8 inclinaciones. Este ejercicio abre el píloro del estómago y cada inclinación permite al agua salir del estómago hacia el duodeno y el intestino delgado. Tiempo del ejercicio 10 segundos (cuidado, no apurarse ni ir demasiado lento).

Segundo movimiento

2bimagen

2aimagen

Este ejercicio obliga al agua a avanzar más adentro del intestino delgado. La posición inicial es la misma al ejercicio previo, manteniendo los pies separados a unos 30 cm. Levantamos el brazo derecho a la altura de los hombros, con  la palma hacia abajo paralela al suelo. Doblamos el brazo izquierdo desde el codo y lo llevamos hasta que los dedos pulgar e índice toquen la clavícula derecha. Torsionamos el cuerpo hacia la derecha, moviendo el brazo derecho estirado lo más lejos posible, mientras miramos la punta de los dedos. Sin parar, volvemos a la posición inicial y repetimos hacia el otro lado. Hacemos este movimiento 4 veces por cada lado, en un total de 8 movimientos de rotación. Tiempo de duración 10 segundos.

Tercer movimiento

3imagenA

3imagenB

Gracias a este movimiento el agua sigue avanzando en el intestino delgado y entra en el intestino grueso. En una variante de la postura de la cobra (bhujangasana), en donde sólo los dedos de los pies y las palmas tocan el suelo, aguantando el peso del cuerpo en ellos. Es muy importante que los pies estén separados unos 30 cm. uno de otro. Cuando hayamos adoptado esta postura, giramos cabeza, brazos y cuerpo de manera que podamos ver el talón contrario. Si empezamos por la derecha, miramos el talón izquierdo y viceversa. Regresamos a la posición inicial y repetimos hacia el otro lado. Haremos el ejercicio cuatro veces por cada lado en un total de 8 movimientos. Tiempo de duración de 10 a 15 segundos. (cuidado con esta postura si tenemos problemas lumbares)

Cuarto movimiento

4imagen

Este  movimiento empuja el agua a través del intestino grueso hacia el recto. A pesar de ser más complejo que los ejercicios anteriores, el movimiento es viable para la mayoría de las personas, menos las que sufren de afecciones de rodilla o menisco.  En este caso habrá que realizar la variante alternativa, que mostramos más adelante.

Manteniendo los pies separados unos 30 cm. nos agachamos y colocamos ambas manos en las rodillas doblando los codos, también manteniendo una distancia de unos 50 cm. Los talones se mantienen hacia el exterior de los muslos y no bajo los glúteos. Giramos el cuerpo y mantenemos la rodilla izquierda en el suelo en frente de la planta del pie contrario. Las palmas empujan el muslo derecho hacia la izquierda y el muslo izquierdo hacia la derecha para presionar la mitad respectiva del estómago y vaciar el intestino delgado. Para aumentar la eficacia del movimiento, cuando giramos el cuerpo tenemos que mirar lo más hacia atrás posible para incrementar la presión sobre el abdomen. Es muy importante comenzar con poner primero la rodilla izquierda en el suelo para presionar antes el lado derecho del estómago y para ayudar a vaciar el colon ascendente en primer lugar. Hacemos este ejercicio 4 veces por cada lado, un total de 8 torsiones. Tiempo de duración 15 segundos.

Posibles complicaciones

Si después de haber bebido 4 vasos sintieras que el contenido del estómago no pasa normalmente al tubo digestivo, y te provoca una sensación de náuseas, quiere decir que el píloro no se ha abierto como debiera.Esto es remediable realizando la serie de ejercicios sin beber más agua, la desaparición de las náuseas te indicará que el paso se ha abierto. Una vez que se ha iniciado la evacuación puedes continuar con el proceso.

Es posible que algunas personas no puedan evacuar, debido a un tapón de gas probablemente ocasionado por las fermentaciones, en este caso o bien puedes realizar un enema o bien oprimir el vientre con las manos haciendo un masaje abdominal o realizar la asana de la vela o postura sobre los hombros (sarvangasana) además de la serie de ejercicios descritos.

Al terminar

Después de Shank Prakshalana hay que respetar las siguientes indicaciones:

Descansar: Veras que el cuerpo físico lo necesita al finalizar.

Comida: Comer no antes de media hora después de haber terminado la limpieza y no más tarde de una hora, está completamente prohibido dejar el tubo digestivo vacío durante más de una hora. La primera comida será arroz blanco (evita el integral ya que irritaría la mucosa), cocido en agua al punto en que los granos se deshagan en la boca. Si no te apetece comerlo en blanco puedes también servirlo con una salsa de tomate poco salada y sin pimienta, o acompañado de lentejas o zanahorias bien cocidas. Importante, está prohibido ingerir leche, yogurt, bebidas ácidas, frutas y legumbres crudas durante las 24 h. que siguen a la limpieza. El pan está permitido en la segunda comida que sigue a la limpieza. Están permitidos todos los quesos de consistencia dura o semidura y no permitidos el queso blanco y los fermentados. Después de 24 h. puedes volver a tu dieta normal pero evitando todo exceso de carne.

Bebida: La absorción de agua salada habrá drenado, por osmosis, una parte de los líquidos de tu organismo hacia el tubo digestivo, eso forma parte de la desintoxicación, es normal por lo tanto tener mucha sed al acabar, pero no debes beber ningún líquido, ni siquiera agua pura, antes de la primera comida, por que continuarías yendo al baño. Durante y después de la primera comida si que puedes beber agua o infusiones livianas, el alcohol está completamente prohibido durante las 24 h. después de la limpieza.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones son pocas:

  • Abstenerse si se padece de alguna úlcera gástrica.
  • Afecciones agudas del tubo digestivo, colitis aguda, diarrea, apendicitis aguda, tuberculosis intestinal o cáncer.
  • Embarazo.
  • Menstruación.
  • Hemorroides.
  • Cuidado las personas con malfuncionamiento renal, (Hay que practicar estrictamente toda la técnica, sobre todo respetando la dosis prescrita de sal o bien tomando en su lugar un caldo de verduras, para que el agua no sea absorbida por la mucosa y evacuada por vía urinaria sobrecargando los riñones.)

Se recomienda realizar Shank Prakshalana por lo menos 1 ó 2 veces al año, incluso hay quien lo recomiendo 4 veces al año, con el cambio de estación. No es conveniente superar esta cifra.

Espero que te haya servido este artículo, lo realizé con varias bibliografías y lo más completo posible. 😉

Para más información podes ver el video de Shank Prakshalana, cada ejercicio realizado justo en el tiempo correcto de ejecución Aquí Shank Prakshalana, Limpieza intestinal de Yoga.

 

 

Guardar

Published by:

Respiración rítmica, latido cardíaco

Este es un ejercicio respiratorio, que utiliza el ritmo cardíaco, para sincronizar con la respiración. Cualquier estudiante de Yoga lo puede realizar, inclusive si eres principiante.

Cada persona tiene su propio ritmo cardíaco y respiratorio.

Como el ritmo cardíaco es el que determina el ritmo respiratorio en este ejercicio, vamos a tomarnos el pulso colocando los dedos en la muñeca.

Respiración rítmica, al compas del latido cardíaco, paso a paso:

Primer paso:

Sentados en sukasana o en una postura cómoda con la espalda recta.

imagen-1

 

Segundo paso:

Tomar el pulso con los dedos índice, medio y anular de la mano derecha, sujetando la izquierda, y concentrarse en el ritmo cardíaco.

imagen-2

Respirar en forma serena y lenta (respiración profunda).

Observar como varian las pulsaciones de acuerdo a la respiración.

Contar 1,2, al inhalar y 1,2,3,4 al exhalar.

Tomar el ritmo cardíaco como patrón mental para aplicarlo a la respiración.

De esta forma continuar contando las pulsaciones, acompañando el ritmo respiratorio con el cardíaco.

Concentrarse en la respiración unida al ritmo cardíaco.

Observaciones: *Cuando se quiera avanzar se tiene que modificar el tiempo. También se puede incluir retención del aire (retención-exhalación-inhalación)

Relación para avanzados: 1-4-2

O sea: 2-8-4     3-12-6

 

Beneficios:

  • Brinda confianza en sí mismo, serenidad, optimismo y paz.
  • Combate el insomnio, la depresión, ansiedad, nerviosismo, miedos, dudas, desesperanza y soledad.
  • Regula la cantidad de oxígeno y prana en el organismo.
  • Se purifica la sangre, se fortifican y limpian los pulmones.
  • Fortalece el sistema nervioso y el digestivo.
  • Aquieta la mente.

 

Basado en un texto de Bibiana Tedeschi, Profesora de Yoga

Guardar

Published by:

5 palabras en sánscrito que cada practicante de yoga debe saber

El Yoga y la India

Seguramente escuchas algunas palabras en tu clase de Yoga que aun no entiendes. Probablemente sean palabras en sánscrito, un idioma antiguo del sur de la India. Aquí están las 5 palabras que escucharás con más frecuencia en tus clases.

  1. Asana.
    Asana significa “postura” en sánscrito; pero en una clase de yoga es bastante intercambiable, ya que la escucharás al final del nombre de cada postura como por ejemplo:  Balasana = Postura del Niño, Navasana = Postura de Barco… y así sucesivamente.
  2. Namaste.
    Esta es mi palabra favorita en sánscrito significa: “Mi ser saluda a tu ser” o también: “La luz divina dentro de mí saluda la luz divina dentro de ustedes”.
  3. Om.
    Este es el sonido del universo, del que emergen todos los demás sonidos. La versión escrita del Om se ha convertido en un símbolo universal del yoga: adorna las paredes de los salones de yoga y está tatuada en yoguis de todo el mundo. Pero, ¿qué significa? Esencialmente, significa “unidad con lo supremo”, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido de la creación.
  4. Shanti.
    En sánscrito significa “Paz”. Cuando se canta el mantra, “Om shanti shanti shanti”, es una invocación a la paz. En las tradiciones budistas e hindúes cantan shanti tres veces para representar la paz en el cuerpo, el habla y la mente.
  5. Yoga.
    La palabra yoga significa en sánscrito “unión”. Es la práctica de conectar nuestro cuerpo, mente y espíritu, pero puede significar más que eso también. Se trata de conectarnos con nosotros mismos, con los demás, con nuestro medio ambiente y, eventualmente, a nuestra verdad.

 

Basado en el texto de la escritora y practicante de yoga Erica Rodefer, Yoga Journal

Published by:

Las 3 respiraciones del Yoga

En la práctica del Yoga se acompañan los ejercicios físicos (asanas o posturas de Yoga) con las respiraciones. Ambas están intímamente conectadas.

Por si no lo sabias podemos manejar nuestra respiración y llevar aire a tres zonas distintas del pulmón. Podemos inhalar y llevar el aire a la zona baja del pulmón (respiración diafragmática), zona media (respiración intercostal) o a la zona alta (respiración clavicular).

 

Yoga, 3 respiraciones

  1. Respiración baja o diafragmática: Este tipo de respiración está regulada por el movimiento del diafragma; Al desplazarse hacia abajo, empuja nuestros órganos internos y sentiremos por esta acción como sube ligeramente el abdomen. Es la respiración que realizamos con menos frecuencia en la vida diaria, pero es la más beneficiosa, ya que nos aporta más oxigeno, porque la zona baja del pulmón es la más amplia de todas.
  2. Respiración media o intercostal: Con esta respiración llevaremos el aire hacia la zona de costillas, sintiendo como estas se expanden hacia los costados. Esta respiración del yoga nos brinda liberación y una sensación de expansión.
  3. Respiración alta o clavicular: Se realiza al llevar el aire a la parte superior del pulmón, sintiendo como el esternón sube hacia arriba. Es la respiración típica del estrés, es la menos beneficiosa de las tres, ya que en la parte superior del pulmón hay menos capacidad inhalatoria.

pulmones-diafragma

Ahora ya lo sabes, puedes llevar el aire hacia tres regiones distintas de los pulmones con el Yoga! Recordá que en este sitio tienes clases online gratuitas de yoga.

Si querés aprender estas tres respiraciones, podes seguir este link, es una clase de yoga online, que al finalizar el video encontrarás estas tres respiraciones con explicaciones muy claras, Clase especial

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Published by:

¿Qué es el Mantra Yoga?

¿Qué es un mantra?

Un “mantra” es una palabra sánscrita que se repite de forma particular y armoniosa; tiene como objetivo relajar la mente e inducirla a un estado de meditativo, a quien lo canta o escucha.

Los mantras funcionan a través de la repetición constante de una oración o palabra en sanscrito, se repiten en vos alta e internamente para liberar a la mente de lo material, de la experiencia mundana. Provienen de la civilización hindú y budista.

Cada mantra tiene un significado especial, el cual nos ayuda a lograr eso que designa. Deben repetirse en su idioma original sin traducirlos, ya que el Sánscrito, fue creado para tener efecto sobre la mente inconsciente, que es la reserva de energía de nuestro ser, más que sobre la mente racional.

 ¿En que consiste el mantra yoga?

Como todas las variedades de yoga proporciona salud, paz y armonía en el cuerpo, la mente y el alma.

El mantra Yoga es una clase de Yoga en la cual se utiliza el sonido y la vibración, como un canal para llegar a estados altos de conciencia y así preparar la mente para lograr una meditación perfecta.

“Es una técnica muy profunda, pues penetra en los niveles más sutiles de la conciencia”.

El mantra yoga se basa en la noción de que todo en el universo tiene una vibración, todo es sonido. Nuestros pensamientos, emociones y voces vibran, y así crean nuestra realidad, nuestras experiencias. Si vibramos felicidad, creamos más felicidad; si vibramos prosperidad, creamos más prosperidad. También funciona al revés, si vibramos en negativo crearemos malas experiencias.

El yoga nos enseña a ser conscientes y los mantras nos ayudan a purificar todo tipo de vibraciones negativas. Cuando nos deshacemos de ellas, automáticamente dejamos de atraer personas, situaciones y experiencias negativas. 

 

Imagen de Ria Dyaljot, Youtube, pagina web: www.riadyaljot.com

Published by:

El Yoga, una disciplina para tod@s

“El Yoga es una disciplina que se amolda al alumno y no al revés”

Es una disciplina que se recomienda a todos, no importa tu edad, si sos hombre o mujer, ni tampoco la condición física en la cual te encuentres.

Como profesora de Yoga escucho frecuentemente el siguiente comentario: “No podría hacer Yoga, porque estoy muy duro, no soy nada flexible…” este comentario esta muy alejado de la realidad, casi nadie comienza a realizar esta disciplina porque tiene una flexibilidad gimnástica, si no más bien lo contrario.

Casi ninguno de mis alumnos es super flexible, de hecho las personas suelen comenzar a tomar clases justamente por eso, para restituir su condición física y adquirir mayor elasticidad en sus músculos y articulaciones.

De hecho, muchos vienen a tomar clases por recomendación médica, por tener algún padecimiento físico o psicológico. Ya que el yoga es una disciplina muy terapeútica que se adapta al cuerpo y a las necesidades de cada persona.

Hay yoga para niños, adolescentes, adultos y también para adultos mayores.

¿Qué puede ofrecerte el Yoga según tu edad?

El Yoga para niños

Consiste en clases más dinámicas, divididas por rango de edades (por ejemplo, grupos de 5 a 7 años, de 8 a 10 años etc). En estas clases se busca que ellos comienzen a explorar las posturas de Yoga de una forma divertida y de esa forma se conecten con su cuerpo y sus movimientos. También comienzan a conocer un aliado fundamental para toda su vida, “la respiración”; con esta disciplina podemos llegar a controlar nuestro ritmo respiratorio y los niños pueden aprenderlo fácilmente.

El Yoga para adolescentes

Son clases también un poco más dinámicas que las tradicionales, pero también con periodos de estaticidad (sostener unos minutos las posturas de Yoga). En los adolescente se busca la identificación con su propio cuerpo físico, a valorarlo, ya que a esta edad suele estar distorsionada la imagen que tienen de sí mismos. También se busca que encuentren su naturaleza más espiritual, sin dejarse llevar por todo lo que los rodea.

El Yoga para adultos

Aquí si habría que abrir un paréntesis, son muchísimos los estilos que podes elegir, hay clases que son más orientadas a la meditación y el control mental, otras se orientan hacia una experiencia más energética, como el Kundalini Yoga.

Yoga Flow o también el Yoga ashtanga, son mucho más dinámicos que otras clases.

El Yoga Iyengar es una práctica más fuerte físicamente, en la cual suelen utilizarse elementos externos, como tacos de madera, sogas, etc. Y se busca una perfecta alineación de las posturas.

El Yoga más comúnmente practicado, Hatha Yoga, suele ser muy terapeútico, en donde la clase suele ser muy tranquila, acompañada con el ritmo respiratorio y al finalizar se realiza una relajación para terminar de armonizarse, a veces se busca la meditación y otras veces no, eso depende el profesor.

El Yoga para adultos mayores

Suele practicarse en sillas, mucho tiempo de la clase el alumno suele estar sentado y luego se ponen de pie para realizar posturas tomados del respaldo de  la silla y así no perder el equilibrio. En estas clases se busca fortalecer la musculatura de piernas y abdomen (para una mayor estabilidad física), también se busca flexibilizar las articulaciones. Finalmente pueden realizarse ejercicios en forma divertida para restituir la memoria y la coordinación.

 

Ahora ya lo sabes, puedes practicar yoga sin ningún impedimento ¡qué esperas para hacer ejercicio y poner en forma tu cuerpo y tu mente?

Recuerda que en esta página puedes encontrar “clases de Yoga online en forma gratuita y de muy buen calidad” 😉

Published by:

Verse bien y sentirse bien … ¿es lo mismo?

Parecerá absurdo repreguntarnos estas cuestiones fundamentales, pero nunca esta demás traer a nuestra mente temas importantes y verdades internas.

Verse bien y sentirse bien… ¿que diferencias tienen?

Verse bien y sentirse bien… definitivamente no son lo mismo, la primera habla de algo meramente físico “verse bien”, como lucimos en nuestro exterior; la segunda nos habla de algo interior, más profundo “sentirse bien”

Verse bien, solo abarca nuestro plano físico, el  más burdo que poseemos, cuando en realidad somos organismos más complejos, con un plano mental, emocional  y espiritual. Tener como objetivo principal, lucir bien, es un objetivo muy pobre en sí mismo, ya que satisface SOLO UNA de nuestras facetas; es algo que pertenece SOLO al plano físico y nada más, una simple fachada, una apariencia, nunca nos sentiremos satisfechos y completos con esta sola afirmación.

Sentirse bien, en cambio, abarca más planos de nuestro ser, emocional, mental y espiritual, es una sensación interna, sincera, que nace desde lo más profundo de nuestro ser, nuestra mente, sentimientos y espíritu vibran con esa sensación. Nos sentiremos plenos y satisfechos, irradiando luz desde nuestro interior, y muy probablemente, “nos veremos bien” y el resto de las personas también lo hará.

Las apariencias engañan…

Aparentar sentirse bien y esforzarnos por vernos lindos, cuando en realidad no lo sentimos, solo agranda más la grieta para lograr esos objetivos, y nos lleva a sentir un enorme vacio interno. La simple apariencia nunca nos llenará por completo.

Para finalizar el artículo podríamos invertir el orden de estas oraciones, lo primero y más importante es sentirse bien, y por añadidura seguro nos veremos bien.

Nuestro exterior es un reflejo de lo que somos en nuestro interior”

Hay que esforzarse por cultivar nuestro ser más interno, allí se esconde el secreto de “sentirse bien”.

Published by:

¿Por qué nos gusta hacer Yoga?

El otro día me navegando en un grupo de Yoga en Facebook, me encuentro con la magnífica pregunta de Francisca del Villar de Pommes ¿Por qué nos gusta hacer Yoga?.. en el grupo muchos practicantes de Yoga respondieron con alegría a esta pregunta tan fundamental.

Opiniones ¿Por qué nos gusta hacer Yoga?

Que linda pregunta… creo que al empezar a practicar yoga, uno se lleva la sorpresa de que es un camino de ida, ya que las experiencias de Re-Conocimiento y Auto-Conocimiento que se van dando en la práctica son inexplicablemente fabulosas! Simplemente se SIENTE ese gusto por hacer Yoga, me cuesta encontrar las palabras, pero se que lo van a entender jaja Hermoso Yoga Para Todos!”. Cinthia Mariana Bailey, practicante de Yoga desde hace 3 años *****

Porque es un espacio para conectarme conmigo mismo, entrar a mi cuerpo y dejarme maravillar por la magia que ocurre adentro.
Enamorarse de la vida.” Guido Benoit, practicante de Yoga desde hace 3 años y medio *****

“Estoy haciendo la Formación en kundalini yoga y aunque vengo del fitness y de pilates, encontré una paz desconocida, una conexión conmigo misma que no conocía, el cantar mantras me transporta al igual que el sonido del Gong, maravilloso !!.
Yoga, gracias por existir !!”. Vivi Lomeña, practicante de Yoga desde hace 2 años *****

Vuelvo a mi centro . Y en el centro esta todo lo mío y todo lo externo . Es plenitud ♡”. Julieta Stauber, practicante desde su adolescencia *****

A TRAVES DE PRACTICAR TODAS LAS DISCIPLINAS DEL YOGA, DURANTE AÑOS HOY , RECOJO LOS FRUTOS: serenidad ante las tormentas, paz interior,buen estado físico, armonía con todo lo que participo, en este plano de existencia, yoga es una filosofia de vida.” Grace Gomez, practicante de yoga desde hace 19 años *****

“Me gusta el yoga porque me da calma instantánea, me da seguridad y me ordena la mente. Puedo ver la vida con otra perspectiva.Marisol Laura Grimaldi, practicante de Yoga desde hace 10 años *****

Tiene demasiadas cosas buenas, te cambia la vida, tu perspectiva de las cosas, te conectas con tu cuerpo y tu energía, aprendes hacerlo! modificas el ritmo de tu respiración a tu antojo y de esa forma llevas tu mente y la enfocas en donde queres… es mucho lo bueno que te aporta y negativo… no tiene nada! AMAMOS EL YOGA.” Yo misma 🙂 , 13 años haciendo Yoga *****

“Me gusta el Yoga porque desde que me sumé a la práctica constante, mi vida cambió absolutamente. La práctica, además de favorecer el autoconocimiento, humildemente creo que abre puertas de manera constante… la consciencia abre puertas, y por supuesto te aleja de otras. He experimentado diferentes prácticas, Hatha, Ashtanga, Kundalini, Mantra, y básicamente con cada nueva experiencia me sorprendo como si fuera la primera vez, más y más. Viajar hacia el interior de nuestro ser y percibir la quietud sin dudas es un estado alucinante. Me gusta el yoga, y cada vez me gusta mas, porque es pura vida y la vida es un obsequio increible que disfruto minuto a minuto, en armonía y plenitud.” Fer Drueta, practicante de Yoga desde hace 8 años *****

¿Te gusto el artículo? ¿Por qué te gusta a vos hacer Yoga? Dejanos tu comentario si queres 🙂

 

Published by: