4 beneficios para los niños de “madres mayores”

¿Cuáles son los probables efectos positivos para los niños, cuyas madres deciden tenerlos "más tarde?"

Psicología

Madres mayores, una tendencia moderna que al parecer llego para quedarse; el número de nacimientos de mujeres en sus 30s y o bien en sus 40s sigue aumentando; Al mismo tiempo, decae el número de mujeres entre las edades de 20 y 24 que están teniendo su primer hijo.

Sorprendentemente, el número de mujeres que tienen bebés a los cuarenta años o más, se ha triplicado en los últimos 20 años.

A pesar de los riesgos de  tener bebés “más tarde”, es una tendencia que se vuelve cada vez más popular, y es muy probable que continúe. Los avances médicos, la fertilización in vitro, y otros métodos, han permitido a las mujeres considerar la posibilidad de esperar para ser madres, y tener su primer hijo cuando se sientan realmente listas.

¿Cuáles son los beneficios para los hijos de madres mayores?

Los estudios realizados en los últimos años, contrarrestan algunos estereotipos negativos sobre las madres mayores, y destacan los beneficios para sus hijos.

  1. Mejor rendimiento académico.

    Usando los datos un estudio realizado en Suecia, encontraron que el aplazamiento de la fertilidad, debido a factores tales como “más oportunidades de carrera para las mujeres” está asociado con resultados positivos a largo plazo para los niños.
    En este estudio se observó, que el hermano nacido cuando la madre era mayor, permanecía en el sistema educativo por más tiempo y tenía más probabilidades de asistir a la universidad, en comparación a los hermanos nacidos cuando su madre era más joven; no encontraron ninguna desventaja significativa, ni siquiera para aquellos nacidos de madres de 45 años o más …

  2. Los niños adquieren habilidades de lenguaje más avanzadas.

    Debido a que las madres mayores probablemente han permanecido en la escuela por más tiempo, utilizan un vocabulario más extensos al interactuar con sus hijos, a partir de edades muy tempranas. Con una madre educada en la universidad, el niño está expuesto a influencias nutritivas que promueven su futuro éxito académico. En resumen, “los niños expuestos a entornos de lenguaje más enriquecidos, demuestran habilidades de lenguaje más avanzadas“.

  3.  Es probable que los niños reciban más tiempo y atención de los padres.

    Las madres mayores y los padres suelen  estar menos preocupados por el dinero y menos estresados por sus trabajos. Suelen tener un ambiente más seguro y estable. Por estas razones  tienden a ser más pacientes y pueden pasar más tiempo con sus hijos.

  4. Las madres mayores proyectan vivir una larga vida para seguir con sus hijos.

    Contrariamente a algunos argumentos, los avances en el cuidado de la salud y la actitud de las personas sobre el “ejercicio y mantenerse en forma”, indica que las madres mayores podrían vivir más tiempo del que se esperaba. Un estudio realizado, examinó la esperanza de vida de las madres mayores y concluyó que probablemente vivan más, ya que sus ganas por estar al lado de sus hijos, las incita a cuidarse más, que las madres que son más jovenes.

Nota basada en el artículo de Susan Newman

Compartir: