Mandala ¿qué es? ¿para qué sirve?

Sus hermosas formas nos atraen. Circulares, coloridas y alegres. Ancestrales y simbólicas.

Yoga

La palabra mandala proviene del sánscrito, y significa Círculo Sagrado.

El mandala tiene su origen en India. Son símbolos. Se trata de diagramas de formas diferentes y variadas (círculos, cuadrados, octógonos) organizados alrededor de un centro. Para los budistas, su función es la meditación, aunque para muchas religiones es un símbolo de sanación, totalidad, unión e integración.

Estos símbolos son utilizados para representar  el macrocosmos (el universo, la naturaleza el mundo espiritual) y también el microcosmos (la naturaleza humana, la persona, el individuo).

¿Para que sirve?

Dibujar o pintar un mandala es una terapia que se está usando cada día más.

El mandala puede servirnos para meditar ya que organiza la mente y el espíritu. Nos conecta con la energía universal.

Son útiles para la concentración, para activar energía positiva, y para la meditación profunda. Nos ayuda a elevar el nivel de conciencia y expandir la capacidad de la mente.

Colorear reduce el estrés, ya que el cerebro se enfoca en una sola actividad en particular. Pintar mandalas mejora la capacidad de atención y concentración.

Compartir: