Pranayama, Respiración versus Estres

La respiración está íntimamente conectada con nuestra mente. Así que, para calmar y equilibrar lo que ocurre en tu cabeza primero tienes que regular tu respiración. Y no es una tarea nada fácil ya que casi no prestamos atención a nuestro patrón respiratorio.

pranayama

Respiración

 

Pranayama significa control respiratorio,  el Prana es la energía vital del universo, la respiración, la vida, y Yama significa expansión.  El Pranayama se utiliza durante las clases de Yoga acompañadas íntimamente por las Asanas (posturas de Yoga), para obtener vitalidad, claridad mental y alcanzar estados superiores de conciencia.

A partir de nuestro dominio respiratorio, nos encontraremos preparados para una excelente meditación, un fin ideal en el Yoga.

¿Cuáles son las etapas del pranayama?

Pranayama fomenta el control de la inspiración, la espiración y la retencion de la respiración. Las etapas de pranayama son las siguientes:

Puraka o “inspiración”, debería ser suave y uniforme. En esta etapa el aire fluye libremente, por la expansión del tórax y el movimiento hacia fuera y hacia arriba de las costillas. Es la inhalación.

Antara kumbhaka o “retención de la respiración interna” es cuando se aguanta el aire en los pulmones luego de la inhalacion. La retención del aire es importante y se utiliza en algunas técnicas de pranayama, pero no debería forzarse, y solo se practica cuando no interfiera con la fluidez de una inspiración o una espiración completa.

Rechaka o “espiración” requiere, en las técnicas de pranayama, la completa expulsión del aire de los pulmones, Quedar vacios de aire por completo durante la exhalacion.
El control y la regulación de la espiración son fundamentales, ya que en esta etapa se eliminan las impurezas. Esto aumenta la capacidad de los pulmones para que una nueva respiración penetre profundamente en el cuerpo. En general, rechaka debería durar más que puraka.

Bhaya kumbhaka o “retención de la respiración externa” es cuando los pulmones se mantienen vacíos y es una retencion, pero esta vez sin aire. Viene luego de la exhalación.  Esta técnica se suele realizar generalmente sólo en un nivel avanzado.

Regresar a nuestra respiración natural (profunda, rítmica y que emplea la totalidad de la capacidad pulmonar) es fundamental para que tengamos una salud radiante. Cuando inhalamos y exhalamos adecuadamente tenemos muchísima energía.

La respiración óptima nos permite tomar suficiente oxígeno para llevarlo a la sangre y al cerebro, potenciando nuestras capacidades mentales.

En nuestra cotidianeidad nuestra respiración es automatica (controlada por el bulbo raquídeo), al hacerla consciente estamos activando una parte del cerebro más sofisticada (la corteza cerebral) y lo convertimos en un ejercicio mental. Nos sentimos llenos de energía, pero también por esto hace que tengamos unas facultades mentales (memoria, intelecto, razón, concentración) más desarrolladas.

…Cuando abrimos el pecho para respirar bien, simbólicamente nos abrimos al mundo y nos expandimos…

Compartir: