¿Qué es Mindfulness? 3 ejercicios para practicarlo

Esta técnica nos ayuda a conectarnos con el presente, a manejar nuestras emociones y a dar respuestas pensadas, no instintivas, ante cualquier estímulo externo. Te daremos 3 ejercicios muy simples para que puedas practicarlo.

Yoga

Mindfulness es también llamado, Atención Plena o Atención Consciente, es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de “recordarnos” estar en el presente, es decir, tener la capacidad de estar  “constantemente volviendo al aquí y ahora “.

Con esta técnica podemos aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente) es una práctica con la que tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente.

Normalmente, solemos prestar atención a las actividades del momento sólo con una pequeña parte de nosotros, mientras la mente y los pensamientos están en otra cosa completamente. Vivimos en el modo “piloto automático”, ocupándonos de nuestras cosas con muy poca conciencia de los detalles.

Con Mindfulness aprendemos a “responder” y no “reaccionar”

Con una plena atención del instante presente, podemos percibir claramente nuestros pensamientos, sensaciones físicas y emociones y en vez de reaccionar automáticamente ante un estímulo externo, podemos controlar la situación y abrir un espacio de reflexión en el que podemos elegir libremente como responder.

Aquí te damos 3 ejercicios muy simples que puedes prácticar tu mismo, y empezar a cambiar los malos hábitos mentales:

Ejercicio 1: Un minuto de atención plena

Este es un ejercicio fácil que puedes hacer en cualquier momento del día. El objetivo consiste en enfocar toda la atención en tu respiración durante un minuto. Deja abiertos los ojos, respira con el vientre en lugar de con el pecho y trata de respirar por la nariz. Céntrate en el sonido y el ritmo de la respiración. Prepárate para que la mente deambule (porque lo hará) y tendrás que esforzarte por devolver la atención al objetivo cada vez que esto pase. Puedes realizar este ejercicio las veces que quieras ya que te ayuda a restaurar la mente, conseguir claridad y paz. Este ejercicio es la base fundamental de una técnica de meditación mindfulness.

Ejercicio 2: Llamada a la atención

Este ejercicio consiste en centrar tu atención en la respiración cada vez que se produce una señal ambiental específica. Por ejemplo, cada vez que suena el teléfono. Simplemente elige una señal ajena a ti. Cualquier cosa es válida. Cada vez que te miras en el espejo, cada vez que tus manos se tocan, cada vez que oyes el timbre de tu casa, el canto de un pájaro… Esta técnica está creada para conseguir que, cuando se realiza la acción de enfocar la respiración, tu mente viaja al momento presente y se hace consciente de ello.

Ejercicio 3: Observar tus pensamientos

Es difícil conseguir que cualquier persona estresada y ocupada que lleva un rápido ritmo de vida, lo abandone todo para enfocarse en una corriente de pensamiento. La idea de sentarse, incluso, puede producirles más estrés. Si eres una de esas personas, en lugar de trabajar contra la voz de tu cabeza, puedes sentarte y “observar” tus pensamientos, en lugar de involucrarte en ellos. De esta manera no conseguirás eliminarlos, como en el resto de ejercicios, pero es una buena técnica para disminuir su intensidad.

Estos ejercicios de conciencia están diseñados para desarrollar tu capacidad de mantenerte en el momento presente y son una buena manera de mejorar tu capacidad de concentrarte. Practicando estos ejercicios también lograrás una mejor meditación.

 

Bibliografia:

¿Qué es la atención conciente o mindfulness? de la pág.: www.respiravida.net

¿Qué es mindfulness? de la pág.: www.mindfulness-salud.org

 

Compartir: