Reposo y rehabilitación, un periodo sin ejercicios físicos

El reposo puede ser una tortura para alguien que se ejercitaba a diario! Aquí te explicamos que  sucede a nivel hormonal y emocional en ese momento tan crítico, y algunos consejos para darle a este periodo un shock de alegría.

Salud

Somos muchas las personas que hacemos ejercicios regularmente, y sabemos los beneficios que obtenemos de ellos, sin necesidad de leerlo en ningún lado, porque simplemente “lo sentimos” en nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Sin embargo, puede ocurrir alguna vez un accidente, “una lesión” en nuestro cuerpo, ya sea por un ejercicio mal hecho u otra cuestión.

Eso es lo que me ocurrió hace muy poco, hice unos ejercicios nuevos, muy exigentes, sin demasiada preparación física, y me lesioné un hombro… Al principio no me dí cuenta de la gravedad y continué haciendo ejercicios todos los días, el dolor aumentaba de a poco, hasta que un día, me dolía muchísimo y tuve que detenerme e ir a un médico…

Ya son más de 2 meses sin el Yoga en mi vida!!! No solo fue aburrido, sino que me sentí todo ese tiempo con falta de energía y algo que no esperaba… con tristeza! Hace unos días me preguntaba porque estaba tan triste últimamente, y ahora me doy cuenta la razón principal, me falta mi rutina de ejercicios.

“La actividad física esta íntimamente ligada con nuestro estado anímico”

“Después de la realización de una actividad física, sentimos placer, felicidad y tranquilidad; Esto adquiere sentido, ya que con los ejercicios estimulamos hormonas tales como la Seratonina (que nos brinda una sensación de calma), Dopamina (sensación de placer) y las famosas Endorfinas (que nos proporcionan sensación de felicidad y reducción del estrés)”

Si estabas acostumbrado como yo, a realizar actividad física diaria, tener que detenerte puede ser una tortura, no solo sentirás cambios a nivel físico, sino que también hormonales, y por ende, emocionales.

Pero no te deprimas! Ahora ya podemos entender lo que provoca la falta de ejercicio, y si no podes realizarlo, entonces, vas a tener que suplantar la actividad física con otras actividades placenteras:

Actividades divertidas ideales para el reposo

  • “Leer”, solemos decir que no tenemos tiempo para hacerlo… Date el lujo de leer ese libro que siempre quisiste, (yo estoy leyendo ahora mismo un libro de ciencia ficción de Margaret Atwood, moría de ganas por leerlo).
  • “Mirar series y películas” Ideal para tiempo de reposo.
  • “Escuchar música”, una actividad pasiva.
  • “Invitar amigos” es otra de las actividades que nos privamos por falta de tiempo, y tan necesaria es para nuestra vida.
  • “Arte” alguna actividad artística como dibujar, pintar o tocar algún instrumento.
  • “Meditar” al final de cuentas, si quedaba algo del Yoga para practicar!
  • “Reflexionar y aprender”, si tu lesión fue por un descuido al hacer ejercicio y no escuchaste la advertencia de tu cuerpo (como fue mi caso), aprende de esta experiencia, ten más conciencia de tu cuerpo de ahora en adelante y cuídalo como si fuera oro, ya que “tu cuerpo es el vehículo que tu alma tiene para manifestarse”, nunca lo olvides.

La falta de ejercicios físicos nos hace sentir aplastados, sin energía y hasta tristes, así que no dejes que tus emociones negativas te dominen; que un tropiezo no arruine este momento de tu vida. Recuerda:

“Tu estado de reposo es temporal, aprovecha este momento para crecer mental y espiritualmente, descubriendote a tí mismo haciendo cosas pasivas que no te dabas el lujo de hacer”. Ese es mi consejo para tí.

Compartir: