Clases especiales por ZOOM

El flujo de la energía, Prana “una nota super completa”

flujo

    La base de toda la vida del universo entero, es la “energía sutil”  

La energía sutil, es el “flujo de energía y la fuerza vital” que los yoguis llaman “prana”. Esta energía mística fluye a través de nuestros cuerpos y genera cada una de nuestras acciones, desde movimientos físicos burdos hasta diminutos procesos bioquímicos.

Explicación del recorrido de la energía

¿Qué es Prana?

Prana

El “Prana” o “energía vital” ingresa al cuerpo a través de la comida cuando comemos, del aire que respiramos, y algunos también creen que se absorven energías de la tierra y los cielos. (imagen ilustrativa arriba)

Nadis

El Prana viaja a través de miles de pequeños canales llamados nadis a cada célula del cuerpo. Los nadis son similares a nuestras venas y arterias (para que puedas visualizarlo mejor).

Aunque esos diminutos tubos hechos de materia sutil (los nadis), pertenecen a nuestro sistema energetico (más exactamente a nuestro cuerpo astral) tienen una influencia determinante en nuestro cuerpo físico. Se dice que hay alrededor de 72.000 en nuestra anatomía espiritual!

Ida, Pingala y Sushumna

Los tres nadis principales en el cuerpo son Ida, Pingala y Sushumna, todos comienzan en la base de la columna vertebral (primer chakra, Muladhara) y viajan hacia arriba.

Sushumna está ubicado en “forma lineal” donde se encuentra físicamente la columna vertebral y conecta el sacro con el cráneo. Es el nervio sutil central de todo nuestro sistema.

Los nadis Ida y Pingala se entrecruzan al “girar en espiral” hacia arriba y conectarse a “las fosas nasales opuestas”, mientras que Sushumna viaja en línea recta por la espina dorsal hasta la coronilla.

Los chakras se encuentran donde ida y pingala se entrecruzan, justo en el centro donde esta Sushumna. Los chakras se conectan con los miles de nadis menores y, por lo tanto, son responsables de la distribución y circulación del prana por todo el cuerpo. (Se puede visualizar la imagen de arriba)

Ida es por donde esta el flujo de energía “apana”, manifestación negativa del prana; Fluye desde la narina izquierda hasta el sacro.

Características: Es una fuerza relacionada con la luna, lo femenino, el frió, el lado izquierdo del cuerpo, la mente inconsciente y la intuición.

Pingala tiene cualidades masculinas y es una polaridad positiva (justo el contrario de Ida). Fluye hacia arriba, desde el sacro hacia la narina derecha.

Características: Se relaciona con el sol, lo másculino, el calor, el lado derecho del cuerpo, la mente consciente y la lógica.

Chakras

Los chakras son los centros de energía en nuestro cuerpo sutil. Los siete principales se llaman:  Muladhara, Swadhisthana, Manipura, Anahata, Vishuddha, Ajna, Sahasrara. (Si querés aprender más sobre ellos seguí es te enlace: ¿Qué son los chakras y que función cumplen?

Como habiamos explicado antes, los chakras se encuentran donde ida y pingala se entrecruzan, justo en el centro donde esta Sushumna. Los chakras se conectan con los miles de nadis menores y, por lo tanto, son responsables de la distribución y circulación del prana por todo el cuerpo.

Energía Kundalini

En primer lugar, se cree que en nuestro interior reside la Kundalini, que es la “energía divina” en nosotros. Se encuentra en el perineo, justo donde comienzan Sushumna, Ida y Pingala.

Normalmente, el prana está restringido a fluir a través del sushumna por bloqueos sobre cada chakra. Estos bloqueos funcionan principalmente para detener la activación y el flujo de la energía kundalini, una energía potencial y trascendental, escondida en la base de la columna. Por los bloqueos energéticos, no puede elevarse hasta el último y séptimo chakra, úbicado en la coronilla. (leer más sobre Kundalini)

Finalmente ¿Qué tiene que ver el Yoga con la energía?

El Hatha yoga fue desarrollado para hacer circular, cultivar y controlar el prana, y para activar y canalizar la kundalini.

Activando la Kundalini (energía divina en nosotros) esta se eleva desde su base (primer chakra) por el canal energético sushumna, hasta el chakra coronario.

Los asanas o posturas de Yoga, hacen circular el prana por el cuerpo y fortalecen los nadis.

Los Pranayamas, técnicas de control respiratorio, controlan y generan prana, a la vez que purifican los nadis.

Los Bandhas o cierres energéticos, son bloqueos energéticos que se realizan adrede, para contener el prana en el torso y lo concentran en los tres nadis principales.

Los Mudras, gestos corporales que hacemos en Yoga, regulan y canalizan el prana en los chakras.

Al cultivar, controlar y activar el prana en nuestro cuerpo, el hatha yoga tiene como objetivo liberar la mente y expandir nuestra conciencia.

 

Bibliografía:

Ida, Píngala y Sushumna

The flow of Prana

Mis propios apuntes de estudio 🙂

Compartir: